Psicología de la vida cotidiana

No hay MAÑANA sin HOY

Publicado el

Cuando pensé que no podía, seguí luchando, y donde menos lo esperaba, encontré un espacio.
Cuando pensé que nadie me entendería, que ya no me querrían, sentí una ola de amor que aun hoy me acompaña a cada paso que doy.
Cuando pensé que nadie podía cambiar, me encontré que las personas más duras, más impermeables, se dejaron romper para poder permanecer a mi lado.

Puede haber cosas imposibles, pero yo no las conozco. El amor y la confianza en la persona, lo puede TODO.
Durante mucho tiempo he mirado tanto el futuro, que vivía en el aire. ¿Qué pasa si, o qué ocurriría si…Mis frases favoritas.

Y aunque necesitamos guiarnos para llevar una dirección, de nada sirve si olvidamos que cada cosa que pase hoy, nos cambiará para vivir el mañana.

Este año de cambio, de transición, me ha dado para mucho. Para valorar, para sentir, para estar en cada cosa que vivo, para dejarme ser.

Seguiré siendo la directora de mi propia orquesta de emociones, y el sonido de mi música seguirá siendo alegre y divertido, pero también melancólico y triste, porque todo eso, es lo que siento, lo que tengo, quien soy.

A todas esas personas que han creído en mí desde siempre, en mi espíritu libre y diferente, a los que supieron estar durante tantos años de tormenta, y a los que me acompañan en este proceso que es la vida. Gracias, en mi corazón sólo hay gratitud.

No puedo quedarme aquí en silencio, no puedo parar la llama que me invita a crecer. Siempre habrá palabras, siempre habrá cambio, posibilidades y movimiento, del cuerpo y del alma.

Sólo deseo una cosa, poder seguir siendo fiel a mí misma sabiendo que lo que estoy haciendo hoy, me acerca al lugar en el que quiero estar mañana.

12469386_10156319833420532_6432421608095544787_o

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *